Una de las cosas que más disfrutan los peques, sin lugar a dudas, es jugar. Y si pueden hacerlo contigo ¡todavía mucho mejor! Pero ¿qué pasa cuando quieren que los acompañes en todas, absolutamente todas sus horas de juego? ¡No desesperes! Te contamos cómo puedes hacer para que el aprendizaje a través del juego sea un momento gratificante tanto para ellos, como para tí.

La importancia de crear un espacio de juego

Como casi todo en el mundo de la crianza de las niñas y los niños, crear un espacio de juego es tan simple como explicarles en qué consistirá y hacerles cocreadores de la experiencia. En este espacio creado para divertirse, mamá y/o papá compartirán tiempo de calidad con ellos. Dejando establecido que una vez finalizada la actividad, cada uno pueda volver a sus quehaceres de manera individual. 

El crear esta situación de diálogo ayudará a evitar rabietas ya que quedará implícito el mensaje final de que todos en equipo construirán y disfrutarán este espacio de juego que tiene una duración determinada.

El tipo de juego que realices será siempre en torno a sus gustos, es interesante que plantees algún juego o actividad que funcione a modo de proyecto. Esto quiere decir que una semana podéis hacer un rompecabezas, la semana siguiente realizar un dibujo en familia, en el siguiente espacio de juego utilizar plastilina, etc. Y así, ir cumpliendo objetivos semanales que les mantendrá motivados y aportará un sentimiento de realización.

Y ¿a qué jugamos?

Existen infinidad de juegos, proyectos, manualidades y ejercicios que se pueden transformar en actividades interesantes para desarrollar juntos en estos espacios de juego. Como siempre, las que elijas llevar a cabo estarán en línea con el tipo de educación que quieras compartir con tus hijas e hijos. 

Suscribete a zona PASICA para conocer todo el material exclusivo que tenemos para nuestra comunidad virtual.

4 actividades que pueden servirte de inspiración

1.Crea un álbum de fotos

Es una actividad interesante para ellos ya que en la era de las fotos en formato digital, puede resultar divertido elegir juntos qué fotos imprimir para incorporar en el álbum. Puedes incluir a familiares que no estén cerca, tal vez contarles anécdotas divertidas y llevarles a imaginar situaciones diferentes. También puedes generar un collage con recuerdos especiales para ellos: entradas para algún parque de atracciones, una entrada para el cine, o cualquier cosa que para ellas y ellos sea especial.

2.Realiza un calendario de actividades mensual

Este calendario, el cual podéis colgar en un lugar accesible de la casa para todas y todos, puede funcionar como un “board de inspiración”, en el que cada integrante escriba o dibuje alguna actividad que le gustaría realizar. Por ejemplo, una visita al zoo, un picnic en el parque, jugar a los videojuegos, etc. De esta manera ayudas a que ellos se sientan parte de la creación del espacio de juego y también te ayuda a tí a organizarte y tener ideas para llevar a cabo.

3.Cocina con ellos

¿Existe algo mejor que pensar en algo rico para merendar? ¡Y qué mejor que hacerlo juntos! La actividad es tan sencilla que puedes comenzar por elegir la receta, ir juntos al súper a por los ingredientes, y por supuesto, dividir las tareas durante la preparación. Mientras unos cocinan, otros pueden ir poniendo la mesa, exprimiendo el zumo de naranja, y poco a poco algo tan normal como una merienda se transforma en un espacio de juego y aprendizaje.

4.Realiza una expo en casa

Otra idea divertida que puedes poner en práctica y que forme parte de tu calendario de actividades, es que a fin de mes realicen una exposición familiar de todas las cosas divertidas que hayan hecho: fotografías de lo que cocinaron, esculturas de plastilina, dibujos, etc. Y así, cada integrante puede contar lo que más le gustó y lo que menos disfrutó. 

Cada uno de estos espacios y actividades, pueden ser oportunidades para que reflexiones junto a ellos sobre la situación actual, sobre situaciones familiares, sus sentimientos, o lo que consideres necesario. Habla con ellos, pero sobre todo escúchales, es fundamental para conocerles y entenderles mejor. 

Muchas veces evitamos temas con los peques porque pensamos que no es importante mencionarlos, sin embargo, ellos se enteran de todo durante nuestras conversaciones e interacciones a lo largo del día. Por lo que adaptar el mensaje según la etapa en la que se encuentren, será esencial para su estabilidad emocional. 

¡Utilizad este mes de la familia como excusa para divertiros juntos!

Te invitamos a visitar nuestra cuenta de Instagram y conocer más consejos.