Crianza respetuosa: ¿cómo poner límites de manera saludable?

Todavía es habitual relacionar el mundo de los límites de los niños y niñas con mecanismos orientados “al premio y el castigo”. Nociones que poco a poco han ido evolucionando para transformarse en lo que hoy conocemos como crianza respetuosa. La cual propone los límites como una oportunidad para hablar de amor, sensibilidad y disponibilidad.

Disciplina positiva y su relación con el aprendizaje

Como mencionamos antes, muchas generaciones fueron educadas a través de recibir un castigo arbitrario cuando se cometía un error o te comportabas mal. Muy lejos de comprender la razón, el por qué, y en mucho menor medida el para qué. Es esta nueva generación de padres, educados en su mayoría bajo estos métodos, la que reflexionó sobre los propósitos y sus consecuencias; buscando alternativas de crianza como la disciplina positiva.

Diversos estudios demuestran que uno de los hábitos que más modifica la conducta es el aprendizaje relacionado con la reparación de un daño ocasionado. El ser consciente de esto, le permite al niño o a la niña responsabilizarse de la consecuencia asociada. Desarrollando una mayor sensibilidad, disponibilidad a la observación y comprensión de la propia conducta. Por ejemplo: si la pequeña o el pequeño rompe la hucha de uno de sus hermanas o hermanos una sugerencia sería, que ella o él intente pegar por sus medios las partes que se han roto. Siempre acompañándolos como papás en la actividad.

Suscribete a zona PASICA para conocer todo el material exclusivo que tenemos para nuestra comunidad virtual.

4 sugerencias para dar tus primeros pasos en la disciplina positiva

Te compartimos una breve guía para que comiences a implementar límites construidos congruentemente y desde una crianza respetuosa:

1.Crea un acuerdo de límites y consecuencias.

Realiza junto a tu grupo familiar un acuerdo de límites y consecuencias. Esto será una lista clara y concisa sobre los límites más importantes a respetar en tu hogar. Esto permitirá poner de manifiesto cuales son las consecuencias si no es respetado el acuerdo. A la vez visibiliza lo que es importante para cada integrante. Dejando claro lo que cada uno espera del otro y qué ocurre cuando no se respeta.

2.Abre espacios de diálogo

Generar diálogo y que tus hijos e hijas comprendan por completo lo que se espera de ellos, fomenta su seguridad emocional, incluso al equivocarse. Esto generará mayor receptividad en momentos de crisis.

3.El importante rol de las consecuencias.

La consecuencia por no respetar los límites, será en función de la reparación del daño ocasionado. Por ejemplo, si hablamos de una situación escolar del tipo de no entregar los deberes del trimestre, y esto conlleva una baja en las notas. La consecuencia será reponer el tiempo que no se le dedicó a los deberes escolares en su tiempo libre.

4.Crea una red de apoyo

No olvidemos que para poder criar positivamente a nuestros hijos e hijas, los adultos también necesitamos sentirnos acompañados para poder estar receptivos a las necesidades de los pequeños. En caso de no ser un hogar monoparental, la crianza es trabajo de dos, es por esto que la disciplina no debe recaer en una sola persona. Es ideal que ambas partes construyan acuerdos a la hora de ejercer los límites, actuando como un equipo.

Educar de manera respetuosa es posible, solo requiere la incorporación de nuevas herramientas sencillas que te permitan acercarte al modelo familiar con el que te sientas a gusto. Si quieres leer más sobre crianza respetuosa o temas relacionados, te invitamos a que te inscribas a nuestro newsletter. Tampoco te pierdas los webinars ni la información que comparten nuestras profesionales en nuestras redes.

Te invitamos a visitar nuestra cuenta de instagram y conocer más consejos.