Llegan las vacaciones y romper con la rutina es una de las pequeñas victorias que trae como regalo el verano. ¡Adiós a los horarios para despertarse, horarios para comer, horarios de actividades extraescolares¡ ¡Hola libertad! El desafío es el regreso y la difícil tarea de retomar los hábitos que durante el año escolar ayudan y simplifican la organización familiar. ¿La clave para una estructura familiar saludable al regreso de las vacaciones? Simplemente haberla implementado con anterioridad. ¡Sigue leyendo para enterarte de todo!

¿Por qué es importante la estructura para los peques?

Si bien es ideal desconectar durante las vacaciones, para los peques que durante el año mantienen una estructura, es mucho más sencillo retomarlas al regresar de ellas. Recuerda que para las niñas y niños la estructura genera predictibilidad en el día a día, factor muy importante para aportar seguridad y confianza en ellos mismos. Esta seguridad en sí mismo, les permite explorar el mundo de una manera más libre. Lo que conlleva a mejorar el aprendizaje y la construcción de su personalidad de manera fuerte y segura.

Suscribete a zona PASICA para conocer todo el material exclusivo que tenemos para nuestra comunidad virtual.

¿Cómo construir una rutina familiar saludable?

Uno de los primeros pasos que puedes dar es crear un calendario de actividades. Puedes hacerlo en una hoja diferente para cada una de las actividades, o también dividirlo por el nombre de tus hijas e hijos. Hazlo virtual o analógico, lo importante es ubicarlo siempre a la vista de toda la familia. Decóralo tanto como te guste para hacerlo visualmente fácil de comprender y atractivo para tus hij@s, basate en sus gustos y preferencias. No olvides incluir los hobbies, actividades deportivas, las visitas a algún familiar, las actividades del hogar, los espacios de juego, y  por supuesto, los momentos dedicados al ocio y al descanso.

Mantén presente que mientras más peques sean, necesitarán más de tu ayuda para comprenderlo, es por eso que el apoyo visual a modo infográfico puede ser una sencilla manera de que reconozcan los hábitos y ganen autonomía poco a poco. Mientras que a las y los más mayores, tienen mayor independencia a la hora de utilizarlo. Lo más importante es la colaboración ya que al hacerlos partícipes, se comprometen más con sus responsabilidades. 

Inculcar esta sencilla actividad desde sus primeros años de escolarización, hará más sencilla la transición de momentos de no rutina, a los momentos en que se deba retomar. También las y los ayudará a la importante habilidad de discernir y priorizar tareas, por lo tanto, a ser más eficientes en las actividades en que realicen. Hábitos que en un futuro irán integrando en su vida académica y profesional, y sobre todo los hará sentir seguros y más tranquilos, lo que garantiza un regreso a clases con menos fuegos que apagar.

Entonces, ¿listas y listos para comenzar a implementarlas en familia?

Te invitamos a visitar nuestra cuenta de Instagram.