La adolescencia es una de las etapas más complejas del desarrollo emocional de un individuo. Y si bien los adultos en la actualidad suelen manejar redes sociales no son nativos digitales. Lo que pone de manifiesto la brecha digital a la hora de educar a un adolescente, transformándose en un desafío emocional y educativo para los padres.

¿Padres atentos o invasivos?

Todos hemos sido adolescentes, pero a muchos se les ha olvidado cómo han sido capaces de exponerse a situaciones que bajo la mirada actual como “adultos” resultan imposibles de comprender. Han olvidado esa época en la que las consecuencias no existían y todo era una aventura divertida y peligrosa. ¿La diferencia? es que actualmente todo queda registrado y se comparte a una velocidad inimaginada.

Si bien es cierto que para la generación de padres nacidos en los 80 ‘sy 90’ s  las vías de comunicación entre pares eran 100% analógicas y presenciales, las problemáticas de los jóvenes no han cambiado tanto. Son los medios a través de los que las manifiestan los que han cambiado los códigos.

Hoy las redes sociales son el medio por excelencia en cual los adolescentes expresan sus sentimientos, intereses, y se comunican entre ellos. Como siempre desde Pasica hacemos hincapié que lo más importante como adultos es estar presentes. Presentes desde la lejanía, respetando sus espacios, pero involucrándose conscientemente. La clave está en supervisar, analizar y profundizar junto a ellos, sobre qué tipo de comunicación es la que llevan a cabo y con quienes.

Suscribete a zona PASICA para conocer todo el material exclusivo que tenemos para nuestra comunidad virtual.

La responsabilidad sobre su identidad digital

Dejar de analizar lo que viven y sienten los adolescentes actualmente desde la óptica de padres y educadores es vital para conseguir un acompañamiento real. No es constructivo medir su realidad siendo autorreferenciales. Las redes sociales llegaron para quedarse y en esta era de sobre información es ingenuo pensar que disuadir a un adolescente de usarlas es una posibilidad. Lo importante es que comprendan que hay formas saludables y sobre todo responsables para ellas y ellos mismos.

Concientizarlos sobre la huella digital que construyen sobre sí mismos es fundamental a la hora de que tomen responsabilidad acerca de lo que comparten y publican. La idea es que consigan manejarse en la vida online de la misma manera en que se manejan en la vida cotidiana. Que puedan comprender este mensaje es el verdadero desafío que atraviesan los padres.

Lo que sugerimos es construir un diálogo real con ellos. No siempre será fácil, pero como padres es básico guiarlos y acompañarlos en el proceso. Es importante que comprendan que todos generamos una huella digital que habla de nosotros. Habla de nuestra identidad, de nuestros gustos, de nuestros intereses. Habla de los lugares que frecuentamos y las comunidades a las que pertenecemos.

Sí existe esta base, ellos intentarán explorarlas (como todo lo que se explora a esas edad) sin miedo y con una mayor seguridad. Lo que les aportará el discernimiento necesario para comprender lo que les gusta o no, con lo que se sienten cómodos o no. Y eso repercutirá en una toma de decisiones más críticas minimizando la posibilidad de exposiciones que puedan ser traumáticas en un futuro.

Debido a la naturaleza de la etapa en la que se encuentran, muchos no serán capaces de medir o visualizar las consecuencias a largo plazo. Sin embargo, sea desde el rol de padres, abuelos, tíos y profesores si se habla del tema, se construye una vida de comunicación para conseguir que reflexionen y cuestionen qué deciden y por qué lo hacen. De esta manera será más sencillo guiarlos hacia una toma de decisiones de mayor responsabilidad para consigos mismos por lo tanto, de un menor riesgo. La idea no es que dejen de explorar , o que crean que esperamos que no cometan ninguna equivocación, todo lo contrario, sino que las consecuencias que deberán afrontar serán menores siendo más sencillo poder repararlas; y que en caso de equivocarse contarán contigo para resolverlo.

Los jóvenes deben aprender a conocerse, deben aprender a actuar tanto de manera virtual como presencial. Es importante hacerles entender que cada una de sus decisiones y acciones en el mundo online deben ser acordes a su forma de pensar, sentir y actuar en la vida real. 

 

 

Te invitamos a visitar nuestra cuenta de instagram y conocer más consejos.